miércoles, 17 de mayo de 2017

La verdad de la mirada


Es la mirada del otro,
Te escudriña, te examina,
Va recorriendo tu cuerpo
Desde abajo para arriba,
Y te aprueba o te suspende,
Va mirando tu envoltura,
Cual si fuera cosa suya.
La mirada nunca miente,
Vale más que mil palabras,
Si pudiera te robaba
Hasta tu aliento templado,
Te examina con dureza,
Con la dureza que siente
El que nunca ha conseguido
Engalanarse por fuera,
Ya que su corazón ingrato
Pone  trabas a su mente,
Para que con su envoltura,
No atraiga otras miradas,
Que vean sus grandes galas,
Que no son sino los signos
De su cuerpo y de su envidia,
Que es el vicio de mi España,
El vicio que nos domina,
Y que manda en nuestros seres,
El que ordena nuestras mentes
Para que con su cordura,
Ordene nuestros pesares,
Ordene nuestras miradas,
Ordenes nuestras envidias,
Y al fin,
Ponga orden en nuestras vidas
Antes de llegar al final,
Al final que nos espera,
Al final que nos domina,
Que no podemos eludir,
Porque el alma es inmortal
Y el cuerpo es tierra pura,
Y a la tierra ha de volver,
Despreciando su envoltura,
Desnudo como nació,
Como nació y como muere,
El que nunca ha procurado
Ver el final con amor,
Ni con los bienes que el cielo
Le ha regalado, y que con desprecio,
Ha  rechazado,
No merece otro destino,
Es el destino de todos,
Pero el que apreció
Los bienes que…,
El cielo le regaló,
Llega con paz a esa hora,
Plena su alma de ternura,
De amor hacia los demás,
Lo que ha visto por sus ojos,
Le ayudan a descansar,
Nunca sintió envidia por nada,
Nunca la sintió en su corazón
Ese vicio a tentarle no llegó,
Pues al fin, sabia lo que le esperaba,
Lo sabía sin temerle,
Cuándo sus ojos cerraron,
Y su cuerpo a sus orígenes volvió,
Su corazón descansó, y su alma,
Voló hacías las estrellas,
Con la luna y con el sol,
Y su mirada desde arriba,
Con su brillo…,
A todos maravilló.

viernes, 5 de mayo de 2017

Marbella defiéndete




Esta poesía fue escrita cuando en Marbella gobernaban  los Girles esa guarida de  tipos que vinieron a llevarse todo y dejarnos sin nada. Y  dejaron en ruina a mi Ciudad, después los juzgaron en el procesa Malaya, algunos han entrado en prisión, pero el dinero que se llevaron no han vuelto a las arcas del Ayuntamiento. Volqué en ella mi indignación y mi rabia por lo  que hacían con mi ciudad.

Marbella, preciosa,
Levanta tu cara
Mirando hacia el cielo,
Piensa en las cosas
Que te hicieron,
Aquellos,
Que con su soberbia
Tu alma hirieron,
Tu corazón destrozaron
Y sus trozos, despreciados,
Pretendieron…,
Regalar al mundo,
Pero el mundo que te quiere,
Y que es tu amante infinito
Defendió tu nombre hermoso
Y rehecha cual un puzzle
A tus hijos, devolvió tus trozos
Unidos por el amor,
El amor,
Que a ti regala
Desde el fondo de su alma,
Y llena tu corazón.


Tu corazón es hermoso,
El que embellece tu alma,
El que  fuerzas suficientes da
Para luchar en la vida,
Contra tus ingratos hijos
Que se han vendido…,
Al enemigo que miente,
Que miente y daña tu paisaje,
Con muros que te rodean
Desde tantos edificios,
Que han sido construidos
En su zonas señoriales,
Llamémosla escolares,
Zonas verdes o deportivas,
Han invadido tus lares
Con muros que impiden
Que tu brisa sea suave,
Cual la Marbella que vi
Cuándo el mundo vine yo,
Ya que inocente nací,
E inocente he de morir,
Pero antes….,
Defenderé tu figura,
Como una fiera implacable,
Contra tantos gobernantes
Que tu nombre han osado
Pisar…..,
Y con sus mentes impuras,
Estropear tu perfil,
Tu ambiente de pueblo,
Del pueblo dónde nací,
Y puesto que tu hija soy,
Una hija de tus entrañas,
Hasta el final he de seguir
Defendiendo mi Marbella,
De gobernantes de antes,
De gobernantes de ahora,
Y de todo gobernante
Que dañe más…, 
   Tu  imagen bella.


Eres bella, eres hermosa,
Defiéndete de las cosas
Que te hacen los ingratos,
Los que han renunciado a amarte,
Porque se vendieron,
A mano de los traidores,
Defiéndete, ciudad mía,
Pues, para eso,
Eres fuerte y la…,.
MAS-BELLA