jueves, 26 de febrero de 2015

Siento


 
Siento…,
Siento algo tan dentro
Que no puedo sacarlo
Ni plasmarlo,
Hoy me siendo especialmente
Triste y desorientada,
De la vida no consigo nada,
Tantos años luchando
Para tener este vacío
Mi corazón está frío
Y mi alma llena de nostalgia,
De esa que te embarga
Cuando no tienes nada dentro de ti
Y ansías tenerlo…,
Aunque en realidad lo tengo todo
Marido, hijos, nietos,
Que me quieren y los quiero,
Pero ahora me siento triste
Y no lo aprecio…,
No aprecio lo que la vida me ha dado,
Sin quererlo, es como
Si lo hubiera rechazado,
Pero no es así…,
Los quiero con el alma,
Son mi guía y mi vida
Y con ellos la encauzaré
Hasta valorar la alegría de vivir.



miércoles, 18 de febrero de 2015

El paso del tiempo


Decimos que pasamos nosotros,
Pero estamos equivocados
En realidad lo que pasa es el tiempo.
Algunos dicen que para ellos
No pasa…,
Pero pasa para todos
Queramos o no.

El paso del tiempo
Se nota en nuestro cuerpo,
Va perdiendo su juventud,
Su agilidad, su tersura
Y su lozanía…,
Pero nunca perderá su ternura,
Su moral y su virtud,
Las cosas del alma nunca se pierden,
Al contrario, si se tienen,
Se aumentan.

Cuando va pasando el tiempo
Se va arrugando la piel,
Pero se va ganando en conocimiento
Y en madurez.
El conocimiento que da el tiempo
Jamás lo podremos aprender
Si no pasamos por él,
Porque es él el que nos enseña
Todo lo que en la vida debemos saber.

El tiempo tiene un solo camino
Por el que pasamos todos,
Mientras éste está pasando
Nosotros vamos envejeciendo.
El destino tiene muchos
No todos tenemos el mismo,
Cuando se van terminando
La vida se va acabando,
A unos se les acaba en la juventud,
A otros en la vejez,
Según su longitud…,
La vida acabará antes o después.

jueves, 12 de febrero de 2015

La mascota




Era una mascota
Lista, como pocas,
Vivaracha, alegre,
Cariñosa y feliz,
No era mía, era de mi hijo,
La tenía desde que era un cachorrillo,
Tenía una dolencia de corazón
En los primeros años la soslayaba,
Pero cuando éstos avanzaban
La enfermedad se agravaba,
Hasta que llegaron las crisis
Que le obligaron
A medicarla…,
Y a internarla en centros veterinarios.

Vivía rodeada de cariño,
Se llamaba Nino,
La pasada noche,
Tras una crisis
Se nos fue…,
Ahora estoy llorando de dolor
Por él y por el que siente mi hijo,
Era su compañero y amigo,
Su apoyo y su cobijo.

Se queda solo, con su recuerdo,
Tras años de convivencia,
De intercambio de cariño
Y con un gran dolor en su corazón,
Que su boca lo calla,
Pero lo cantan sus ojos.

No sé si todos comprenderéis
Cómo se puede sentir este dolor
Por una mascota…,
Los que tenéis, seguro que sí,
Los  que no, no lo sé,
Solo he volcado aquí
Lo que en estos momentos
Siente mi corazón.


viernes, 6 de febrero de 2015

La última despedida




Aún recuerdo la última vez que nos vimos,
Estaba sentada tranquilamente
En una cafetería, entraste en ella,
Te quedaste mirándome, no creías
Que era yo la que veías.

Me preguntaste si podías sentarte conmigo,
Yo asentí con la cabeza, lo hiciste,
Hablamos de muchas cosas
De nuestras vidas, de nuestros hijos,
Pero no de nuestro pasado,
De aquel que compartimos,
En el que tan felices fuimos,
Nos lo transmitíamos todo  con los ojos
No con los labios, nuestros labios,
Estaban sellados para hablar de nuestro pasado.

Nos mirábamos fijamente, tanto que
Nuestras miradas abrazaban
Todo lo que alrededor encontraban,
Tanto ardían nuestros corazones
Que no podíamos resistir sus palpitaciones,
Nada los podía calmar…,
Llegaba la hora de despedirnos,
De despedirnos e irnos,
Cada uno por su camino,
Aquellos que cogimos
Cuando nos separó el destino
Para no unirnos de nuevo jamás.
Y no encontrar juntos la felicidad.

Al despedirnos los dos volvimos la cabeza,
Cruzamos de nuevo nuestras miradas,
Y sin saberlo lo hicimos por última vez,
Nos dijimos el último adiós,
Yo me quedé…,
Con tu mirada grabada en el corazón.
Tú poco después te fuiste
Al lugar del que no se vuelve jamás,
Se me quedó el recuerdo
Del último encuentro y del último adiós.

La asignatura que dejamos,
Pendiente, se quedó porque el cielo no permitió
Que la termináramos, el culpable fue el destino,
Que nos separó

viernes, 23 de enero de 2015

Quiero






Quiero vivir despierta,
No quiero morir dormida,
Porque despierta hay que vivir la vida,
Para disfrutar sus momentos,
Disfrutar el día a día,
Para sentir cada instante,
Lo bueno y lo malo.
Lo bueno hay que gozarlo,
Lo malo hay que sufrirlo,
Porque si despiertos estamos
Hacerle frente podremos,
Con tristeza o alegría
Lo que la vida nos dé,
Ella será nuestra guía,
Nos ayudará a vivir,
Nos enseñará el camino,
El que debemos seguir
Para vivir plenamente,
Para seguir adelante,
Para saber hacerle frente
A todo lo que el destino
Nos depare, con fortaleza,
Aunque encontremos escollos
Los salvaremos con nuestra fuerza,
Que nos ayudará a caminar,
A llegar a ese momento
En que nos espera la oscuridad.

No quiero morir dormida
Porque quiero rememorar,
Recordar y sopesar
Lo que me ha dado la vida,
Y lo que a cambio le he dado,
Quiero sentir plenamente
Lo que supone morir.
Quiero también darme cuenta
Si lo seres que he querido,
Están cerca de mi cuerpo
Cuando mi alma me deje,
Así al llegar la muerte
Querida me sentiré,
Porque las personas a las que he amado
Y mi cariño les he dado,
Hasta el final de mi vida,
Sabré que me han acompañado,
Y siempre me recordarán
Con amor y felicidad,
Y sabrán…,
Que desde arriba,
Allí donde los veré,
Los cuidaré…,
Y los seguiré queriendo,
Siempre, con mi alma,
Que con ellos estarán.



jueves, 15 de enero de 2015

Finalizaron las Fiestas


Finalizaron la Fiestas
Las de Navidad,
¿Se fueron con ellas
Nuestra cordialidad,
Nuestra felicidad
Y nuestra paz?

 Las Fiestas se fueron, pero volverán,
Dentro de un año,
¿Pero, por qué esperar?,
Se podrían revivir
Las premisas de Navidad,
Aunque es difícil,
En nuestro día a día,
Con la misma intensidad.

Poner en práctica
Lo que nos propusimos
En esos días,
En pleno apogeo
De nuestra alegría,
Para nosotros
Y para ayudar a otros.

Así todo el año
Sería hermoso
Y en la próxima Navidad
Tendríamos la felicidad
De haber cumplido
Todo lo que prometimos.

Así, cuando lleguen de nuevo
Las Fiestas Navideñas,
Al haber cumplido
Lo que nos propusimos,
Para nosotros…,
Nos sentiremos más plenos,
Y para los otros
Ayudando a los menesterosos
Más satisfechos y contentos,
Y las recibiremos con más
Alborozo que otros años
Porque todo lo veremos
Más hermoso.



miércoles, 7 de enero de 2015

El mar y las gaviotas



Caminando, tranquilamente,
El primer paseo del año,
Por el Paseo Marítimo de mi ciudad
Contemplé el mar…,
Estaba tranquilo, calmo y lleno de paz
Rodeado de sus gaviotas por todas partes,
Por tierra, mar y aire,
Rindiéndole pleitesía,
Con todo su cariño y alegría,
Lo que solo pueden hacer
En esta época del año
En la que sus dominios están libres
De elementos que se lo impidan
Y de personas que lo invadan,
Para  gozar de él
En sus días de asueto y vacacional.

Ahora es todo suyo
Para también gozar de él
Posarse sobre la arena,
Caminar sobre ella
Contemplando el mar,
Volar sobre él,
Adentrarse en sus aguas,
Disfrutar de lo que es suyo por naturaleza,
Lo que las manos del hombre les arrebató
Y solo ahora, en esta época del año,
 Pueden disfrutarlo con plenitud y libertad.

Así, en esta época del año,
Hasta que se vaya el frío,
Sin elementos que se lo impidan
Ni clase alguna de gentío,
Podrán gozar del mar,
Hasta que el invierno acabe
Y llegue el estío,
Después tendrán que compartirlo,
Con ellos hasta que…,
Invadan sus dominios cuando nuevamente
Entre la estación estival
Y el sol caliente