martes, 28 de octubre de 2014

Recuerdos




Recuerdos, ¡cuantos tenemos!,
Olvidarlos quisiéramos,
El pasado es parte de nosotros
Siempre estará en nuestras vidas,
Nunca lo podremos olvidar,
Es como una flor que han cortado
Por el tallo…,
Separando la raíz de su color,
Como el destino separa el primer amor,
Ese que se adentra en nuestro corazón
Y nos deja ese recuerdo,
Ese hermoso recuerdo…,
En el que nunca dejaremos de pensar.

Ese recuerdo, ese que queda en nuestro corazón,
Deja una huella imborrable,
Ningún otro que venga la ha de borrar jamás,
Le faltará la ilusión, la juventud, la pasión,
Todo lo que se da en el primer amor,
Que nunca se repetirá….,
La vida muchos amores te traerá
Pero como el primero…,
Ninguno será.



miércoles, 22 de octubre de 2014

Morir de amor



¿Se puede morir de amor?,
Se puede morir de amor
Si se tiene corazón.

Tener corazón no es solo
Oír sus latidos…,
Hay que tener sentimientos
Muy dentro de él.

Si no sabes lo que es querer,
Si solo conoces el desprecio
Y el desden…,
No puedes morir de amor
Porque tu corazón
No es un verdadero corazón.

Para morir de amor
Hay que saber lo que es querer,
Cuando se quiere de verdad
El corazón se va muriendo
Poco a poco…,
Aunque siga latiendo.

Cuando te vas alejando
Del que es motivo de tu amor,
Se le va abriendo una herida
Que es muy difícil de sanar,
Cuanto más te alejas
Más le va doliendo,
Hasta que muere por ese amor
Al que tu corazón reclama con pasión,
Porque le falta la vida sin él,
Y muere de amor.
Esa es la muerte del corazón
Por el amor de otro ser.



jueves, 16 de octubre de 2014

No todo en la vida es poesía





No todo en la vida es poesía,
A veces te aleja de la realidad,
Te idealiza las cosas de la vida
Y no te deja vivir la verdad.

En la juventud, en la edad del amor,
Todo es poesía…,
La poesía a esa edad
Se vive con pasión,
Porque es joven el corazón
Y es el momento de disfrutar
La pasión que nos da la alegría de amar.

Luego pasan los años,
La poesía también va pasando,
La rutina se va apoderando
De nuestras vidas…,
Después de un amor intenso,
Lleno de felicidad y besos,
Viene un amor más pausado,
Como si estuviera cansado.

Cuando formas una familia
Poco queda para la poesía,
Estamos ocupados todo el día,
Hemos de sacar para adelante
A los hijos que el destino nos dio,
Cumplido ese cometido
Cada uno vuela a su nido,
Y quedamos como al principio,
Los dos solos, pero con dolor,
De ver un nido vacío,
El nido que cuidamos con tanto amor.

Cuando envejeces y con tu cuerpo no puedes,
Aunque tu mente esté lúcida,
La poesía desaparece,
Ya no eres necesario,
Todo lo hecho no es válido,
Más bien eres un estorbo
Que complicas las vidas
De esos hijos que criaste
Y a los que tanto amaste.

¿Dónde está la poesía
De acabar en una Residencia?.
En ella todos te son ajenos,
Nadie es de tu familia,
A la que esperas ansiosa
Día tras día…,
Esperando su visita.
Allí te dejan metidos
Hasta el final de tu vida
¿Dónde está la poesía
En este triste final
De una sacrificada vida?.



jueves, 9 de octubre de 2014

El silencio de mi mente




No me gusta mi silencio,
El silencio de mi mente
Que me habla y que me engaña,
Que quiere ser
Una nube…..,
Que  mi alma empaña,
Para que nadie la vea,
Para que nadie la intuya,
Para  encerrarla,
En las cárceles difusas
Del corazón oprimido
Por las rejas …,
Del silencio
Que se le impone a mi alma.

Silencio que mintiendo,
Y reprimiendo,
Con sus zarpas….,
Escudriñando mi mente,
Reprime mis movimientos
Quiere mandar en mi alma
Quiere mandar en mi cuerpo,
Quiere que vaya a su marcha
Quiere que sea su guía,
Su guía, pero no me sigue,
Siempre va a su albedrío,
Es libre de pensamientos,
Es libre de movimientos,
De movimientos que vuelan
Alrededor de mi alma,
Y a  mi corazón, engañan.

Mi mente me está mintiendo
Desde que mi razón alcanza,
Llena de dudas mi vida,
Me encierra en sus telarañas,
Telarañas, que ...,
Va tejiendo,
Como si fuera una araña,
Con ellas atrapa sus victimas,
Como a la mosca inocente,
Que…,
Creyendo ver su sustento,
Se tropieza con la muerte;
Quiere llevarme a la muerte,
Y también el desconsuelo,
Del ser que se siente sólo,
¿Nadie ha de ver sus desvelos?,
Sola hasta el fin de sus días,
Nadie acompaña su duelo,
El duelo que mi alma siente,
Pero, al fin…,
Mi mente miente,
Con saña y alevosía




lunes, 29 de septiembre de 2014

Otoño enamorado



Cuando se acerca el otoño,
Se va perdiendo la luz,
Cuando el verano se va,
Cuando le deja su turno,
Parece que, como cada año,
Va embargándonos la tristeza,
Por el verano que pasa,
Por el invierno que llega,
Porque sabemos…,
Que en estas estaciones
Las cosas se ven más tristes.
Y con cada día que pasa,
Cuanto más nos acercamos
Al otoño y al invierno,
Nos vamos dando cuenta
Que, a pesar de que el sol no luzca,
De que la lluvia caiga,
De que los días sean más oscuros,
Aún así, seremos felices,
Porque seremos los mismos,
Y, aunque cambien las estaciones,
Nosotros, seguiremos viviendo
Como siempre,
Porque no importa la estación
Que nos visite,
Para sentir el amor,
Que no conoce el frío, ni el calor,
Porque al amor le da igual
Que estemos tristes o alegres,
Y siempre, pase lo que pase,
Nos visitará.




domingo, 21 de septiembre de 2014

Hasta el cielo




Se puede llegar al cielo,
Se pueden pisar las nubes,
Se puede ser muy feliz,
Se puede amar de verdad.
De todas estas maneras,
El cielo con las manos
Se puede tocar y acariciar,
Porque la felicidad,
Nos llega, cuando
De verdad amamos.
Si cumplimos un deseo,
Con él, el cielo alcanzaremos,
Con nuestro amor subiremos
Hasta las nubes, y más allá,
Como pájaros volaremos,
Unidos, alma con alma,
Porque cuando las almas
Unidas están por el amor,
Muy alto volarán,
Y unidas siempre estarán,
Para amarse de verdad.
Volar, juntas, para siempre,
Y gozar la pasión,
Que para siempre tendrán.




martes, 9 de septiembre de 2014

La nana del mar




Cuando el verano se va se va acabando,
A comienzos del mes de septiembre,
Y la playa está más tranquila
Sin ruidos a tu alrededor
Se puede oír la nana del mar,
Es una nana muy especial
La cantan las olas que vienen y van,
Con ella, cuando estás tendida,
Tomando el sol, que está más tenue,
Te relajas hasta quedarte dormida,
Cuando despiertas…,
Estás tan relajada que no lo puedes creer,
No hay nana como esa
Ni la habrá, nadie la compondrá jamás,
Porque la música del mar
Ningún ser humano
Puede plasmarla en un papel
Para hacer salir sus notas de él
Porque nunca llegarán a ser
Tan melodiosas como las olas
Que vienen y van
Con un susurro muy especial
Cuando no son bravías.