martes, 9 de septiembre de 2014

La nana del mar




Cuando el verano se va se va acabando,
A comienzos del mes de septiembre,
Y la playa está más tranquila
Sin ruidos a tu alrededor
Se puede oír la nana del mar,
Es una nana muy especial
La cantan las olas que vienen y van,
Con ella, cuando estás tendida,
Tomando el sol, que está más tenue,
Te relajas hasta quedarte dormida,
Cuando despiertas…,
Estás tan relajada que no lo puedes creer,
No hay nana como esa
Ni la habrá, nadie la compondrá jamás,
Porque la música del mar
Ningún ser humano
Puede plasmarla en un papel
Para hacer salir sus notas de él
Porque nunca llegarán a ser
Tan melodiosas como las olas
Que vienen y van
Con un susurro muy especial
Cuando no son bravías.




lunes, 25 de agosto de 2014

Las caricias del sol




Después de mi corta ausencia, a prácticamente un mes de entrar el otoño, he decidido volver con una entrada dedicada al Astro Rey del que  tanto disfrutamos durante el verano, creo que se lo merece ya que nos ha acompañado durante nuestros días de estío, en los que tan felices hemos sido.

Cuando en los meses de verano
Estás descansando en la playa
Sientes como el sol te acaricia
Dulcemente, como nadie lo haría,
Porque nadie puede darte
El calor que él te da
Que, aunque es una delicia,
A veces puede ser muy dañino
Si no sabemos protegernos
De sus rayos tan tiernos,
Y al mismo tiempo tan fieros,
Por su fuerza y su fuego
Que aunque está muy lejos
Nos llega a dañar,
Aunque esa no es su voluntad.

Si sabemos protegernos
De sus rayos, de su fuego,
Nunca lamentaremos
Descansar acariciados por él,
Así disfrutaremos de esos meses
De estío, de libre albedrío,
Que todos los años pasamos
Bajo su calor…,
Y con gran dolor
Nos despediremos de él
Cuando acabe el verano
Y a casa tengamos que volver
Con gran pesar, aunque sabemos
Que pasado un año regresaremos
Al mismo lugar
Para volverlo a encontrar.

Aunque el sol nunca nos abandona,
Solo va alejándose de nosotros
Cuando va entrando el otoño
Y el verano se va…,
Sus rayos no son tan fieros
Ni tienen tanto fuego
Pero aún así dan calor
El calor que se puede dar
Fuera del estío…,
En las épocas en las que impera el frío.



viernes, 1 de agosto de 2014

La última ola


 

Este mes de agosto quiero rescatar una entrada que saqué en el verano de 2010, creo que es apropiada para esta época del año, se me vino a la mente mientras me bañaba en el mar, las olas me traían y me llevaban, las olas del Mediterráneo, espero que os guste, volveré en septiembre, pero no dejaré de visitaros a todos vosotros mis buenos amigos blogueros a los que tanto quiero.

Cuando estás bañándote placidamente en el mar,
Y te quedas inerte, flotando en el agua,
Te das cuenta como las olas te llevan y te traen,
Igual que hace la vida…,
Pero la vida, en la última ola,
Te lleva, y no te devuelve donde estabas.
Será como si nunca hubieses vivido.
Vivías mientras sus olas
Te llevaban y te traían,
Hasta que llegó la definitiva,
La última…,
La que te la  arrebató.
De ti solo quedará lo que hayas sembrado
Mientras iban y venían las olas de la vida.
Quedarás en el recuerdo y en los corazones
De aquellos a los que hayas querido
Y te hayan correspondido,
Ellos nunca te olvidarán…,
Porque el que siembra cariño
Recogerá multiplicado por mil
Todo el que en la vida haya repartido.
Y su recuerdo nunca se perderá en el olvido,
Quedará grabado en el corazón
De las personas que te han querido
Que dejes en este mundo
Cuando te hayas ido.



sábado, 19 de julio de 2014

El gesto



Aún tengo en mis recuerdos,
Ese día, que en un pueblecito pequeño,
De montaña, tuviste un gesto cariñoso,
Estábamos, en una pequeña plaza,
Había comenzado el otoño,
Corría una brisa fría,
Como las que empiezan en esos días
En los que el otoño da sus primeros pasos.
Nosotros estábamos enlazados,
Tu notaste que yo frío sentía,
Te levantaste, y cariñosamente,
Te quitaste la chaqueta
Y con ella me abrigaste amorosamente.
Aquel gesto no solo me abrigó el cuerpo,
Me llenó de gozo, de alegría,
Te sonreí, y de repente,
Por ese gesto tan hermoso,
En mi corazón surgió
Todo el amor que por ti sentía,
Tanto me emocioné
Que con lágrimas en los ojos
Un gran beso de amor te dí.




lunes, 7 de julio de 2014

Querida amiga




Querida amiga, te fuiste,
¡Cuánto te echo de menos!,
Creía que el tiempo iba a calmar mi dolor
El que siento en mi corazón,
Pero no ha sido así,
La herida que abriste en él
Aún no se ha cerrado,
Está latente…,
Como si hubiera sido ayer
El día que nos dejaste.

Echo de menos la alegría de tus ojos,
La dulzura de tu risa,
La vivacidad que de ti emanaba,
Todo en ti era vida,
La muerte te la arrebató
Cuando más ganas de vivir tenías,
Luchaste contra ella
Pero ella ganó.

No puedo olvidarte,
Te llevaste contigo
Un trozo de mi corazón,
Los momentos vividos,
Los que vivimos las dos,
No se fueron al olvido
Los tengo como un tesoro
En mis recuerdos
Y cuando los rememoro
Es como si volviera a estar contigo
Y los viviera de nuevo
Y vuelvo a disfrutar
Lo que se fue y no volverá.

La familia no la escoges
Te la da la vida,
Los amigos los eliges
El destino los pone en tu camino,
Escoges a los más afines
Les tomas más cariño
Del que jamás habrías imaginado,
Tanto, que es como si fueran,
Prácticamente, parte de ti. 




domingo, 29 de junio de 2014

Los sonidos del silencio




Aunque no lo creamos
El silencio tiene muchos sonidos
Unos tenues y suaves,
Otros fuertes y aterradores,
Tantos que  si los oyéramos todos
Nos darían horrores
Y podríamos volvernos locos.

La soledad es la que trae esos sonidos,
Cuando estás solo
Todo retumba como un eco,
Aun no hables
Lo hace tu pensamiento.
Todo parece estar en silencio
Pero no es cierto,
No lo está…,
A tu alrededor hay mil sonidos
Que a veces no lo percibe el oído
Pero sí el corazón.

Los sonidos se hacen atronadores
Cuando la soledad es larga,
Cuando llega a ser una carga
Difícil de soportar,
Es triste oír los propios pensamientos
Retumbar como un eco,
Y no tener con quien compartir
Lo triste de la soledad
Y los sonidos que ella  da
Que hacen sufrir.

Los sonidos del silencio,
Que tanto nos hacen sufrir,
Podrían tener su fin
Si la soledad que los provocó
Se acaba antes de llegar
Al final, si no, hasta él
Nos acompañará.



martes, 24 de junio de 2014

La esperanza




 Dicen que la esperanza
Es lo último que se pierde,
A veces el sufrimiento
Hace que desaparezca
Antes de que te des cuenta
Que no la puedes perder,
Para poder vivir
Con plenitud y felicidad.

Sin ella es difícil sobreponerse,
La esperanza te da vida,
Te da fuerzas para luchar,
Para esperar un futuro
Con alegría y sin mal.
Si se va…,
Es que has dejado tus fuerzas
En un camino de tristeza
Que te ha venido sin más,
Que viene y que no se va,
Por más que luches por ello
No sales de la oscuridad
En que se ha metido tu alma.

La oscuridad que te envuelve
Que no te deja salir,
La luz al final se ve indeleble,
No la puedes alcanzar
Por más que bucees por ella,
Nunca ves el momento
En que la puedas tocar,
En que su calor te queme,
Que te de felicidad,
Esa que se ha ido
Y que esperas
Que algún día volverá.

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde,
Pero no es cierto,
Lo último que se pierde es la vida.