miércoles, 29 de julio de 2009



Hola, soy la soledad,

¿Qué quieres?,

Te vengo a buscar,

¿A mi, por qué?

Porque no sabes amar,
Y nunca lo aprenderás,
No sabes lo que es sentir,
No sabes lo que es querer,
Y si no sabes amar,
Toda la vida sola estarás,
Y junto a ti…,
Nunca a nadie tendrás.

¿Por qué dices eso?,
¿Por qué me martirizas así?,

¿Qué te martirizo yo?,
No, yo soy la soledad,
Y solo te digo la verdad
De la vida que tendrás,
Si no aprendes a amar,
Si no quieres compañía,
¡Tan solo tendrás la mía!,
Y por lo que veo y percibo,
Nunca vas a aprender
De la vida, tú maestra,
Lo que es querer,
No sabes corresponder,
Al amor que otro te da
Por eso vengo a visitarte…,
Para avisarte.

¿Pero, cómo puedes decir
Que yo tengo que sufrir
De la soledad por siempre?,
No quiero tu compañía,
Quiero ser amada, y querida,
Yo quiero corresponder,
Yo quiero amar de nuevo,
De nuevo quiero volver
A la vida que perdí,
Quiero volver para atrás,
Quiero volver a encontrar
Todo aquello que dejé,
Quiero volver a querer,
Te lo repito otra vez,
¡No quiero tu compañía!!!,
Quiero volver a sentir
De nuevo que soy querida,
De mi lado te echaré,
Ten por seguro que volveré
A querer…,

Pues si me echas, me voy
Pero…,
Has de cumplir tu palabra,
Has de amar, has que querer,
A todos has de corresponder,
Porque si te dan cariño
Tú, lo has de devolver
Multiplicado por cien,
Si no cumples tu palabra,
Ten por seguro, que volveré,
Y jamás, de tu lado,
Me iré…,
Porque si me haces volver,
Contigo me quedaré
Para siempre, y has de saber,
Que jamás te dejaré.
Yo seré tu compañía,
Durante toda tu vida.

Si la soledad te llama,
Si te visita, o te incita,
No le hagas caso, porque,
No es muy buena compañía,
No es bueno…,
Estar siempre con ella,
Ella penas te dará,
Pero si la dejas marchar
Un amor a ti llegará
Que te acompañará
Hasta el fin, y ella, al verlo,
De tu lado se marchará.





13 comentarios:

  1. Bienvenidos todos los que me visitéis en esta nueva entrada, espero que os guste.
    Como va siendo mi costumbre, contestaré los comentarios que me hagais en vuestros propios blogs, y los recibiré con el cariño de siempre.
    Gracias a todos los que visitéis mi casa, sois bienvenidos.
    Un beso para todos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, DEMÓFILA, me ha encantado tu entrada. Un diálogo, ( que no monólogo, ) con la soledad.
    Un rampybeso.

    ResponderEliminar
  3. Monólogo impresionante, espero no seas tú la soledad...


    Agur un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Sin ojos, mi rostro en la azotea,
    y para nadie, en la mano, una rosa.
    Intuyo, abajo, calles vacías.
    Sin aldabón, una campana voltea,
    y solitaria se cava la fosa.
    No hay quien las quiera. Las flores mías.

    ResponderEliminar
  5. yo no quiero a la soledad por el momento conmigo.
    un beso

    ResponderEliminar
  6. La única soledad que me gusta es la virgen de la Soledad, aunque tampoco es malo algunas dosis de vez en cuando.
    Por lo demás muy bueno el poema.

    José María

    ResponderEliminar
  7. La soledad tiene dos caras, una buena y otra mala.
    A veces es necesario encontrarnos con ella para ocuparnos de nuestras carencias.

    Cuando se nos acopla llenando nuestro "vacío", nuestro sinsentido...se acomoda logrando así su objetivo.

    Un besito enorme, amiga.

    ResponderEliminar
  8. hola!me gusto mucho el poema...tema duro la soledad...pobre nadie la quiere de compañia constante...
    un placer visitarte...besotes.silvia cloud

    ResponderEliminar
  9. La soledad es algo triste, pero tu poema es muy lindo :)

    ResponderEliminar
  10. Impresionante,hermoso,me encantó lo sentí y me gustó,el video tambien! la soledad puede parecer triste pero es solo una etapa,que ayuda a valorar la vida de a dos,un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Bueno, amiga, en tu último post no hay manera de dejar comentarios. Mírate a VER QUÉ PASA.
    uN BESO.

    ResponderEliminar
  12. ¿y quien quiere la soledad?, no es buena compañía, sobre todo cuando no es elegida, pero a veces, se te pega como una lapa, y hagas lo que hagas, se queda a tu lado, como tu propia sombra. Un beso

    ResponderEliminar